viernes, 18 de diciembre de 2009

Tecnologias: convergencia NBIC

Las tecnologías convergentes

A finales del 2001, el gobierno de los EEUU, por medio de la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF, siglas en ingles), organizo un foro de discusión para el desarrollo de un proyecto de la dimensión del programa “Apolo” (a la luna) o “Manhatan” (bomba atómica) a la que nombraron “Tecnologías convergentes para el mejoramiento del desempeño humano”, en el que participaron no solo científicos, sino también, militares, empresarios y prominentes políticos. Este foro tenía como objetivo analizar la convergencia entre cuatro tecnologías de punta: la nanotecnologia, la biotecnología, las tecnologías de la información y las ciencias cognitivas. 

 

El término Tecnologías Convergentes, NBIC, –nanotecnología, biotecnología, informática y ciencias cognitivas se refiere al estudio interdisciplinario de las interacciones entre sistemas vivos y sistemas artificiales para el diseño de nuevos dispositivos que permitan expandir o mejorar las capacidades cognitivas y comunicativas, la salud y las capacidades físicas de las personas y en general producir un mayor bienestar social. El carácter distintivo de las NBIC radica en la contribución sinérgica de la nanotecnología sobre las otras tres disciplinas y la fuerte complementariedad de las cuatro en torno al estudio y a las posibilidades de manipulación. Controlada de las interacciones entre sistemas vivos y artificiales.

 

El grupo ETC, a las NBIC, les llama pequeño BANG en alegoría al Big Bang y utiliza B para Bits, la A para Átomos, la N para Neurona y la G para Genes. Y con respecto al imparto de estas tecnologías afirma: Es tentador burlarse de la Teoría del pequeño BANG tomándola como mera ciencia-ficción. Sin embargo, las realidades científicas y los fuertes intereses políticos sobre las tecnologías NBIC nos obligan a tomarlas muy en serio.

 

Aquí estamos ante un fenómeno nuevo donde cada tecnología por separado tiene su propio desarrollo y tendencia natural de crecimiento, lo cual seria posibles predecir, como ya vimos en algunas de las tendencias, pero como predecir lo que sucederá con la convergencia de las tecnologías. Hasta ahora nos hemos enfrentados a olas de cambios (paradigmas tecnológicos) pero estamos próximos a enfrentarnos a tsunami de consecuencias impredecibles de los que a su paso iran cambiando a la sociedad, a la encomia, a la naturaleza y al propio ser humano. ¿Puede nuestro pensamiento y enfoque actual enfrentar estos cambios? ¿Seremos arrastrados por un desarrollo tecnológico fuera de control? En palabras de Edgar Morin: “nuestro destino esta en juego”. Y tal vez la única forma de enfrentar este desafió sea desde un pensamiento complejo basado en un enfoque transdisciplinar.